domingo, 28 de febrero de 2010

Molino


Gólgota







Insistir






¿Quiere ganarse un millón?






Washiman












































Quién se queda
Nosotros los fantasmas
Quién vive
Nosotros los fantasmas
Quién canta en la noche
Nosotros los fantasmas
Quién arrastra sus botas
Nosotros los fantasmas
Quién habla con silbatos de grillo
Nosotros los fantasmas
Quién pena
Nosotros los fantasmas
Quién mira con ojos de gato
Nosotros los fantasmas
Quién se aleja
Nosotros los fantasmas
Quién es sombra
Nosotros los fantasmas
Quién se olvida
Nosotros los fantasmas
Quién nos cuida
Nosotros los fantasmas
Quién no sueña
Nosotros los fantasmas
Quién vive
Nosotros los fantasmas


F.E.


Juventud, divino tesoro














Hasta el último segundo, hasta el último suspiro: trabajar, trabajar, trabajar sin casi nadie, sin nadie, nadie.



El violinista sin tejado






Melvin: tocá el verano, sí, ¡el movimiento del verano de Vivaldi! Vos sabés, vos podés...

domingo, 14 de febrero de 2010

Voy en vos

Esta foto fue tomada por Armando Maldonado





Un día antes de su primer día de kinder, quisiera hacerme niño para poder acompañarlo.
Sueño del hijo

Érase
un millón de instantes vividos
y el sol
como una espiga
doblándose despacio
en el andar de la gente.

Érase
el surco de los sueños
y la palabra confinada
en la semilla más estéril.

Érase una vez
el inocente bullir de los instantes
como un estanque de peces
que no distingue un rostro del otro
mientras la luz se fragmenta
y los ojos destellan.

Érase un niño
y junto a él
su hijo corriendo
jugando a dejarse atrás
el uno del otro.
(de Poemas de onda corta, 2009, F.E.)

Dos entradas al reino







Al interior de la cúpula de San Pedro en Roma, se encuentra la incripción TIBI DABO CLAVES REGNUM CAELORUM (te he dado las llaves del reino), sin embargo, me he encontrado ante sus puertas y lo que he sentido en aprensión posiblemente se asemeje a estas fotografías...

Esfinges










Nadie puede estar tranquilo
mientras acecha
un gato dormido...


lunes, 8 de febrero de 2010

Cuando Sabanagrande sueña






























Cuando Sabanagrande duerme
los niños guardan silencio y le hacen rueda
porque saben que ella
al soñar habla
y al despertar enmudece.
F.E.

Dos vuelos

"'Les parecerá a los hombres que ven una destrucción desconocida en el cielo.Les parecerá que vuelan muy alto hasta el cielo y...